FC

© 2014 Filósofo Cristiano

  • Twitter Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Google+ Social Icon

EL PROBLEMA DE LOS ATEOS DE INTERNET

Por Max Andrews

 

Hay muchos problemas de la filosofía, como el problema del mal, el problema de los milagros, el problema del conocimiento histórico, el problema de “lo que hay” (Quine), el problema Gettier, y varios otros en diversos campos. Sin embargo, nos damos cuenta de un problema con la comunidad de los 'ateos del internet'. 

 

Antes de continuar vamos a dar una idea general de lo que queremos decir con un ateo del

internet, que puede incluir a varios agnósticos también. Un ateo del internet muestra varios

signos que lo delatan como: trolling, quien cita a Richard Dawkins como un campeón filosófico,

avoca a las tácticas de PZ Myers (cualquiera que lea PZ Myers y conoce bastante de lógica,

falacias, y la etiqueta social puede sufrir del Síndrome de su cara en la palma de la mano

[facepalm - mostrando exasperación]-problema de desilusión excesiva que resulta en la cara

apoyada en la propia palma seguido de un suspiro profundo), y sin tan siquiera tomar en

cuenta los puntos de vista opuestos, al igual que las siguientes propiedades...

 

Los Ateos del Internet tienen la costumbre de salir de la nada. ¿Qué queremos decir con esto?

que tienen la costumbre de inmiscuirse en las conversaciones sin invitación o razón alguna.

 

Esto nos lleva al siguiente punto. La gran mayoría de los ateos del Internet reposa cómodamente tras el velo del anonimato (aclaramos que no todos pero si la gran mayoría). Esto les da un sentimiento de libertad para decir lo que quieran. Ser anónimo tiene sus ventajas tácticas para trolear pero no se gana mucho con eso. Entendemos que la razón por la que alguien mantiene su identidad anónima es porque si su material se vincula a ellos tendrían un problema en el mundo offline (fuera de la Internet). Eso es comprensible. Sin embargo, tenemos serias dudas de que ese sea el caso de los ateos del internet. Esto también permite lenguaje profano, vulgar, insensible, vociferante, visceral, instintivo, emocional y clamoroso. 

 

Ahora los ateos del Internet tienen el anonimato, lo que les permite el abuso del lenguaje, no tienen que preocuparse acerca de tomar responsabilidad por sus acciones. ¿A quién le podemos adjudicar cargos determinantes de profanidad, emociones de mal gusto, y el trolling, si todo lo que tenemos es un nombre pensado a la carrera de Facebook/Twitter y una caricatura por imagen de perfil? Al menos algunas personas están dispuestas a mostrase como ellos mismos y ser osados con respecto a sus creencias y no se esconden tras el velo de una pantalla de computadora. En realidad, lo que es aún peor son esas personas que no son anónimas y aún así se comportan como un matón de escuela o un niño (sin sustancia, de mala educación, sin reflexionar, etc.) Eso es vergonzoso. 

 

En diálogo con un ateo del internet, ellos tienen la costumbre de ignorar las cuestiones pertinentes y las preguntas específicas formuladas contra ellos. En lugar de dar respuestas significativas tranquilamente ellos se enfocan en algún detalle que no tiene casi nada que ver con la tesis de la discusión. Esto resulta inevitablemente al no leer el argumento existente que se hizo o pasan su tiempo construyendo un “hombre de paja” a partir de cero o sea directamente desde los campos de paja. 

 

En caso de duda o miedo de perder un argumento, el ateo del internet normalmente apela a la burla y la auto-adulación. Es decir, insultan a la otra persona[s] e inflan su propia cabeza hasta el punto de que se corre el riesgo de que se caigan de su asiento en caso de que se inclinen demasiado hacia atrás. Lo triste es que es bastante vergonzoso cuando cualquier persona hace esto. Solo Imagínense el proceso de razonamiento (si lo hay). "Yo debo ridiculizar a esta persona, simplemente porque no están de acuerdo conmigo y me niego a tener un diálogo intelectual, racional y con sentido." (Desde ahí ya podemos ver a los ateos de la internet comentando: "Ustedes no son intelectuales o racionales, no hay ninguna razón en discutir con alguien que puede ser que también crea en que la tierra es plana o en Zeus o en Santa Claus." Créenos, realmente hemos recibido este tipo de respuestas antes. (Gracias por probar nuestro punto, ateos de la Internet.) 

 

Así que, ¿cuál es el problema que hay aquí? ¿Y de quién es el problema? El problema no es del teísta o el cristiano. Comportarse de esta manera no es un problema para nosotros. El problema es con la mayor parte de la comunidad atea. Nosotros somos de los primeros en decir que los teístas y los “cristianos” por ahí que se comportan de esta manera no tiene justificación (en realidad no están siendo embajadores de Cristo por definición). Sin embargo, seamos honestos, es mucho más prominente en la comunidad atea. Ahora, para aquellos que se consideran a sí mismos "pensadores libres" este tipo de comportamiento es intelectualmente reprobable. Sentimos compasión por los ateos que invierten tiempo publicando su material, obteniendo títulos (si es una opción), siendo evaluados por expertos, compitiendo contra sus compañeros para perfeccionar su propio trabajo y pensamiento, y son razonables, racionales y educados. Hay ateos que desean realizar un intercambio significativo en el mercado de ideas. Tenemos un gran respeto por los ateos que no son condescendientes y se preocupan por los argumentos de la otra parte. Bueno, los ateos, los del tipo del internet están haciendo que el resto de ustedes se vea mal, cuando ni siquiera es su culpa. El Ateísmo de la Internet es un crimen intelectual.

 

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Traducido por Jorge Gil Calderón

Editado por Jairo Izquierdo

Enlace original: http://sententias.org/2012/11/01/the-problem-of-internet-atheists/

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now